jueves, junio 18, 2009

Escuchando...


Gabba Gabba hey!
Gabba Gabba hey!

Humor de oficina..

- Esa secre está tan amargada, que prepara su café con agua de lluvia ácida.

I- Oiga Don E, lo veo tristón, como tenso y cansado..
Don E -Pues sí, es que está muy feo ésto.
I- Faltaba más. A ver muchachos! Masaje de próstata para el señor....

miércoles, junio 10, 2009

martes, junio 09, 2009

Mundo absurdo.

No sé si la historia sea real pero como anécdota está muy buena.

Y digo, es que viene de una fuente no muy confiable.. y como no pude corroborarla con la prensa pues queda así, como rumor o anécdota.

Resulta ser por si no se enteraron que en plena capital patrimonio de la Unesco (ajá) y en plena alameda central (que al contrario del DF no es para que salgan gays ni artistas de la calle, ni como en Mty onde salen a pasear las paisanas) estaba infestada de ratas.

Aunque como me dijo el que lo contó, en verdad no era que viviesen ahí, mas bien vivían en los diferentes lugares que rodeean la alameda (de preferencia el café Tokio y demás onde vendan fritangas) y que sólo se iban como quien dice de paseo de campo ahí al pastito y en un lugar que para esas horas está desierto. Bueno una vez vi una pareja onde el vato le taba dando duro y sabroso a la teta de su acompañante pero eso fue en el puente peatonal.

El caso es que ya se había decidido el exterminio, ésta palabra da escalofríos y de volada se empieza a imaginar uno a hornos o cámaras de gas..

Sin embargo y para que vean que no nomás los regios semos recodos, inicialmente se decidieron por una opción absurda y .. barata...

Resulta ser que por rumores de alguien, se enteraron que una persona le daba entrenamiento a perros para que la hiciesen de "gatos", es decir para ser lazarillos, perros de ataque, etc etc. Y le preguntaron si tenía algunos que pudieran hacer la tarea de caza ratas. Pa pronto les dijo que sí y que se arma el plan.

Acordonaron la zona (achis creo es la primera vez que escribo esta frase) y según la señora de los elotes que vende hasta tarde ésto fue lo que pasó:

Pues una vez dentro los inquilinos y cerradas las vías de escape empezaron: sueltan a los perros y pues sí, empezó la matadera de roedores. Éstos de volada se fueron a esconder donde se pudiese y ya no los atrapaban tan fácilmente. Yo digo que se cansaron de enfrentar a un enemigo tan numeroso y veloz ya que de repente y con el golpe de adrenalina.. empezaron a exterminar a los patos! De solo imaginarme la escena me ganó la risa..

Ooooh sí, me cae que cuando me lo estaban contando estaba zurrando de risa. Y es que se me hace que nadie había reparado en los patos que vivían ahí y que ni tenían vela en el entierro.

Entonces ahí tienen al señor yendo por sus perros, y como les tenían miedo los demás pues andaba solo. Así que atrapaba uno, lo amarraba y se iba por los demás.

Resultado: Exterminio casi total... de patos.. juar juar. Ah y unos perros muy gordos....

Y ya con esa experiencia, optaron mejor por envenenarlas con cebos... Y a fumigar cuanto negocio estuviera cerca que pudiera ser escondite de ellas.

Creo que para que nadie se enterara, ya enviaron una remesa de patos nuevos. Espero no haya sido el mismo de la primera idea, capaz que haya traído gansos.. juar juar!