miércoles, noviembre 07, 2007

Manual del perfecto caballero

Bien comenzamos este manual para orientar a los machos que quedan de cómo hacer algunas actividades con mucha imaginacia y con categoría.

Comencemos..

Capítulo 1: Como negarse a tener relaciones sexuales..

Uno podría argumentar que le duele la cabeza o que se ha tenido un día malo en la chamba, pero no. La primera porque se ve uno muy gay con esa excusa y la segunda pues puede aparte de generar dudas en cuanto a la hombría, tal vez descubran que no está uno saliendo hasta las 10 pm de la chamba.

Así que, cuando su mujer, esposa, nalguita, peor es nada, amiga con derechos o lo que sea ande querendona, usté en el acto le planta un beso de esos apasionados que hacen que se les caiga el chon de pura emoción. Acto seguido despójese de sus prendas (encuérese pa que me entienda) comenzando siempre con los calcetines, para que vea que se puede ser sexy aún con la panzota chelera.

Despoje también a la dama de sus ropajes con delicadeza y tranquilamente, tiempo que aparte de hacerlo notar muy seguro de sí mismo, le da una pausa para pensar en su excusa perfecta. Si tiene mucha lana pos de plano arránquele la blusa o ropa íntima, pa que vea que hay pasión…

Empiece usted con los preliminares y cariños que crea conveniente, a estas alturas ya debe saber mas o menos que tiempo se lleva, el tipo de caricias y demás para ponerse a temperatura arriba del ambiente.

Y ya cuando esté en lo mero bueno, ya cuando el torero desenfunda su espada y debe de tirarse a matar, saque a colación cualquiera de estas frases:

Te están saliendo canas ahí?
Oye.. no sé porqué pero se me antojó una naranja.. (x celulitis pa que me entiendan)
Esos gorditos no te los conocía.. son nuevos?
No te da el olor a algo?
Oye esa ya no es pelusa del ombligo..
Humm.. como que has ganados unos kilitos, no?
Uy, como que me tallan tus piernas, hace cuanto fue la depilada?
Oye y las tanguitas que te compré ayer?.. ay perdón.. (cuando a tu vieja no le regalas ni madres)
Así desnuda..te pareces a mi esposa.. (si no es tu esposa)
Echarse un flatus pero de esos poderosos.. que "dejan huella" (tanto asi para que diga tu ñora,. el dìa x a las x horas mi viejo se echó uno bien tronado)

Con esto la dama se le quitarán las ganas y te mandará directamente a la chingada. Se puede recibir uno que otro fregadazo pero tu hombría quedará intacta. Y ahora si que no queda en duda que no tenías ganas.

Y así termina nuestro primer capítulo de este manual. ..

2 comentarios:

Sam dijo...

Esta bueno el manual, espero que hayas mas capitulos

*..Le®y..* dijo...

uleeeeeeeeeeeeeerooo
uleeeeeeeeeeroooo....

Jajaja pero me hizo reir!

besillos..