jueves, mayo 15, 2008

Y que me la meten...

Y 2 veces…

La aguja méndigos!

Hace casi un mes, una madrugada muy desmañada de de.. que día era? Creo que un viernes… bueno el caso es que yo como buen samaritano acepté donar sangre.

Y como ando muy cabrón y muy sangrón pues me dije, es bueno que examinen mi sangre arácnida (ah chingá!) digo mi sangre azul chiclamino.

Güeno, como me habían dicho ahí voy en ayunas y sin tomar siquiera mi cafecito ni nada.. llego al hospital y que no que me van a hacer estudios. Yo alejé a la bonita enfermera (ajá) que ya había estudiado hasta licenciatura.. ya luego me apendejó porque me dijo que iba a ser de mi sangre…

Empecé a llenar el formato.. vacunas.. nel no me dejé de la rubéola, pa que salgan mutantes mis hijos.. así de fregones como el Wolverine. Día rojo.. no pos no ya había pasado San Andrés.. relaciones homosexuales… no desde que dejé de ir a la iglesia (ah chingá!).. participado en orgías… no hace rato que no se arma una buena jaja.

Ya luego me regañó el médico porque nomás debía llenar mis generales y mis capitanes y la madre, que esas las preguntaba él (pos algo tenía que hacer el huevón). Me pregunto porqué chingaos no le ponen la leyenda de no escreber.

Luego así en chinga que me suben a la camilla para ya picarme (auch!), como que les urgía porque nomás me dijeron que era apto y sorrájatelas, al picadero. Yo como estoy bien mamao le digo a la enfermera: a mi no me amarre.. nomás muevo los dedos y se me empieza a levantar.. la vena.

Ya que me empiezan a drenar y la verdad se siente regacho.. y es que uno siente que literalmente se está vaciando. El corazón trabaja en friega, te duele el pecho y demás cosas. Total que acabé de volada (les dije que me sobraba sangre), me desconectan (piiiiiiiii…. ah ese sonido no va) y digo de volada porque el gordito de a lado nomás no llenaba la bolsa.

Me dejan reposar, me recargo ya en la pared y me dan un vaso de jugo de los más chafas, ah era naranjada. De repente me dio sueño y sacacuaz! Que me desmayo ca!

Solo recuerdo que alguna vez me había desmayado en my life, eso fue cuando tendría como 4 años, me dieron una pedrada y clarito sentí como caía. Pues esta vez fue igual, sentí que me caía, unos diablillos me picaban en el.. y me jalaban hacia abajo.. una gran hondonada se abría a mis pies y yo gritaba: el torito es inocente! Yo maté a la usurera.

Luego de esas jaladas y volviendo a la verdadera rialidad, desperté y me sentí en un capítulo de House, rodeado del doctor huevón que nuevamente aparecía y una parvada de palomas blancas muy cacareadoras.. o como hacen los palomos? que parecían enfermeras.. (oigan y era necesario que me sacaran el miembro?)

El caso es que les saqué un p..dote. Y a mi sacaron tremendo moretón en la espinilla, se me hace que me pegaron al levantarme del suelo, que yo digo que paqué si ya me había chupado el diablo..uy…

Luego de un generoso y energético desayuno.. ajá (chilaquiles peor hechos que los míos, frijoles, un plátano y 2 guayabas.. oigan eso es alburesco ahora que lo pienso..)
me retiro de la clínica y emprendo mi camino.. y ahí sentí que verdaderamente uno dona vida. Me sentía exhausto y no pude ir a paso rápido como normalmente hago sino que ahí iba medio tambaleante y despacio.

Estoy seguro que si me topo un polecía me mete al bote porque en verdad daba el aspecto de un teporocho. Fui a trabajar y el día siguiente yo de necio quise retomar mis caminatas vespertinas y nuevamente el cuerpo se rebeló y ya me andaba para regresar a la casa porque iba igual que el día anterior.

Para terminar ahí les van mis consejos para el donador de sangre:
1. Si vas a donar sangre, no te andes vacunando porque muchos que iban a donar se fueron con la finta.
2 . No desvelarse porque te desmayas y te andan haciendo un examen rectal.. y sin vaselina.
3. Si tas mamao como yo, presume tus bíceps y que vean como te saltan las venas ahí donde te metes tus hormonas.
4. Llevarte una copia de que donaste sangre para un día que andes pedo te disculpes con el oficial de que te sientes mal. Nomás recuerda cambiar la fecha pendejo!

Esto también aplica si tu mujer anda querendona.. aunque dudo de que se la trague (o depende) ya que quedarás como infiel o chaquetero, una de dos.

Y asi termina la historia, un final feliz.

2 comentarios:

Guffo Caballero dijo...

Saludos Lalo, avísame hasta qué número te ha llegado. La dirección a la que te he mandado los paquetes es la que me diste desde hace mucho, esa de Colonia Himno Nacional. Según yo, debes de tener hasta el número 6. Saludos.

Sam dijo...

Pero cuándo pasó? Y yo sin saberlo, ya me lo contarás.

Saluditos.

Besos.