sábado, agosto 27, 2011

Quién tiene la culpa?

Estaba reflexionando acerca del incendio provocado por los maleantes en el casino de Monterrey.. o fue en san Pedro? bueno como sea..

Y me pregunté el título del post.. osea, sí es cierto que ellos aventaron la gasolina y encendieron el fuego, pero porqué ardió tan rápido? y porque no había abiertas las salidas de emergencia?

Alguien recuerda lo de la guardería ABC? es exactamente lo mismo, nomás el inicio fue diferente. Acá también hubo corrupción por dejarlos operar, por no revisar las medidas y planes de contingencia, el que no llegara la ayuda pronto, etc etc.

En el otro caso, no hubo culpables que purgaran su condena, acá solamente por ser de la delincuencia organizada.. sí?

Dice mi compa el Guffo que solo así entendemos, a madrazos.. y tiene algo de razón, se necesita algo fuerte para sacarnos del ensimismamiento, de la concha de ay le pasó a otro, yo sigo tranzando, yo sigo dando mordidas, evitando las leyes y no pago impuestos. Sigan recibiendo mordidas por autorizar los giros negros, sigan yendo sabiendo que tal negocio tiene cierta sospecha.

El gobierno va llevar agua a su molino.. para su guerra contra el crimen, pero a nadie se le debe olvidar que no sólo murieron por el fuego, hubo muchos errores antes de eso. Y es un fuerte aviso a todos los lugares, a revisar sus salidas de emergencia, a comprar muebles o decoraciones con retardantes de fuego, a hacer simulacros etc etc. Porque ya pasó y seguirá pasando. No importa que sea intencionado el inicio, o una chispa, un cigarro. Debemos estar preparados para disminuir las pérdidas humanas.








3 comentarios:

Alejandra M. Fimbres dijo...

Totalmente de acuerdo. El asunto de la corrupción, en todos sus niveles, sigue cobrando vidas.

Lo más triste es la poca regulación en obras que, es bien sabido -y en otros países bien regulado-, deben contar con salidas de emergencia adecuadas, extintores vigentes, detectores de humo, aspersores, etcétera.

Lo de la guardería ABC es una impunidad que nos debe quedar marcada como la mayor vergüenza en la historia reciente de México.

Eduardo dijo...

Así es Ale, muchos se han ido con los perpetradores, y nadie se fija en todo lo demás.

Gracias por seguir leyéndome.. a pesar de mi inconstancia.

Alejandra M. Fimbres dijo...

¡de nada! saludos